Sobreviviendo a las compras de Navidad

En estas fechas siempre procuro cogerme unos días de vacaciones para poder hacer las compras de Navidad. En mi casa nos regalamos el 25 de diciembre, mientras que con el resto de mi familia (padres, hermanos, suegros y cuñados) nos regalamos el 6 de enero, pero aun así siempre procuro hacerme con todos los regalos antes de Nochebuena. Para que luego no me pille el toro.

post-154_imagen-2_compras-de-navidad.jpg

Antes de salir de compras, siempre me hago una lista con los nombres de cada una de las personas a las que voy a hacer un regalo, y me marco junto a mi pareja con un presupuesto para cada uno de ellos que, salvo para las peques de la casa con las que nos gastamos más, es siempre el mismo. De ese modo estoy segura de que no me gastaré dinero de más y evito desigualdades.

Marcado el presupuesto me pongo a recopilar todas las ideas de regalo que tenía en mente (si es que las tenía, porque a veces estoy muy perdida, sobre todo con los hombres de la familia) y empiezo a ojear por internet para ver en qué precios se mueve lo que quiero comprar y en qué tiendas puedo conseguirlo. Esto es un ejercicio que también os recomiendo hacer porque os sorprendería la variedad de precios que un mismo artículo puede tener según la tienda en la que miréis.

¿Dónde miro principalmente? Pues mis tiendas online preferidas son: Amazon.es (que en Navidad suele sufrir algunos retrasos, solo aviso), Fnac, Zalando, The Body Shop y MediaMarkt. 

Tras hacer un barrido online me pongo las botas y me lanzo a la aventura: a las compras por Gran Vía, Preciados y Sol.

xcxc

Sí… pensaréis que estoy loca, y después de haber pasado un domingo por la tarde de compras en esta zona asumo que efectivamente lo estoy, porque fue un auténtico infierno, pero es algo que todas las navidades me obligo a hacer porque en el fondo me gusta y siempre siempre siempre acabo encontrando el regalo perfecto.

De hecho, sin ir más lejos, este domingo conseguí regalos para cuatro personas de mi lista (y un autorregalo, que nunca debe faltar), todos en la nueva tienda de Salvador Bachiller de la calle Montera. ¡Pero qué cosas más ideales tenían! Os recomiendo visitarla.

Pero claro, después de más de cinco horas de shopping ya no podía con mi cuerpo moreno, así que tuve que rendirme y dejar el resto de las compras pendientes. ¡Qué rabia me da eso! Aunque creo que nunca he conseguido todos los regalos en una única escapada.

Así que al día siguiente, con energías renovadas y otras botas (porque las del día anterior me destrozaron) me fui de nuevo de excursión (¿veis por qué me suelo coger un par de días? porque con uno nunca basta, ¡nunca!) esta vez a la “tranquilidad” de un centro comercial.

A estos sitios voy siempre por la mañana bien temprano y entre semana, preferiblemente un lunes o un martes, así puedo patearme las tiendas, ojear sin prisa y sin tener que hacer colas eternas para pagar. Y por fin, en mi día dos de shopping, ¡terminé con toda la lista! Así que ahora toca el siguiente paso…

¡El packaging! Una de las cosas que más me gusta es encontrarme el salón lleno de regalos la mañana de Navidad, regalos envueltos con mucho mimo y originalidad. De hecho en mi casa soy conocida por lo mucho que me gusta currarme las presentaciones, ¡porque me encanta! Así que aprovecho para recordaros el post que escribió sobre este arte mi compañera AnaMerin.

Ahora… ¿qué cosas hay que tener en cuenta con las compras de Navidad?

  1. Si queréis regalar algo muy concreto o que justo se haya puesto de moda ese año, no esperéis y compradlo cuanto antes, ¡se acaban!
  2. Si se os dan bien las manualidades tirad del Handmade, las cosas hechas a mano tienen el doble de valor sentimental y siempre encantan.
  3. ¿Estáis perdidos? Tirad de tarjetas regalo, son muy socorridas.
  4. Aunque Groupalia, Groupon y similares también os pueden salvar de un aprieto. Ahora está muy de moda regalar experiencias, así que daos os paseo.
  5. Cuando compréis fijaos siempre en la fecha de devolución, es muy importante saber si se podrán o no devolver/cambiar los regalos en caso de no acertar con la talla, de que haya alguna tara o sencillamente no guste. Así que preguntad siempre en caja antes de pagar.
  6. Pedid siempre Ticket regalo (aunque en H&M por ejemplo, no hacen) sobre todo si es ropa. Yo siempre lo pido, porque así en rebajas pueden devolver la prenda para comprársela de nuevo más barata y coger alguna cosilla de propina por el mismo precio.
  7. No os volváis locos gastando más de lo necesario, en serio.
  8. Y lo más importate ¡disfrutad comprando e imaginando la ilusión que hará a la otra persona recibir ese regalo que con tanto mimo habéis elegido!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s